Posts Tagged ‘bacterias’

Algunas amebas cultivan a ciertas bacterias como fuente de comida

En una investigacion se ha descubierto que la ameba Dictyostelium discoideum aumenta sus posibilidades de sobrevivir gracias a una forma de agricultura. Se ha comprobado que estas amebas almacenan determinadas cepas de bacterias para su comérselas posteriormente. También se ha descubierto que estas amebas son capaces de cultivar bacterias para alimentarse pero existiendo variaciones genéticas que depende de cada individuo.

Todos pensariamos que este cultivo solo traería beneficios, pero también hay que pensar en los efectos nocivos, como es el que las bacterias pueden ser peligrosas. Al poner en una balanza efectos negativos y positivos, se observan que es mucho mayor el tener una fuente de comida constante ya que encontrar comida es bastante complicado. Los investigadores comprobaron que alrededor de un tercio de las amebas silvestres son agricultoras. Tanto amebas agricultoras como las que no lo son pertenecen a la misma especie. Ahora, la investigación se va a centrar en ver que diferencias genéticas hacen que exista dos tipos de estas amebas.

Esta agricultura de bacterias es muy peculiar, las bacterias no se comen todas las bacterias que encuentran, sino que comen menos y guardan las sobrantes en sus sistemas migratorios.

Además se ha observado que también guardan bacterias que aparentemente son inútiles e incluso perjudiciales, se piensa que estas  bacterias tienen otras funciones útiles para las amebas aunque todavía no se ha podido constatar.

 

Anuncios

El Aislamiento Geográfico Ha Determinado la Evolución de una Extraña Arquea

Arqueas

Arqueas

El Sulfolobus islandicus, un microbio que habita en aguas termales volcánicas y que es capaz de vivir en ácido hirviente, tiene muchos secretos interesantes por desvelar. En un nuevo estudio, unos investigadores han comprobado que las poblaciones de S. islandicus son más diversas de lo que se pensaba anteriormente, y que su diversidad es resultado en gran medida del aislamiento geográfico.

Los resultados de este estudio abren una nueva ventana en la evolución microbiana, demostrando por primera vez que la geografía puede aportar otros factores que influyen en la composición genética de un organismo.

El S. islandicus pertenece al grupo de las arqueas, un grupo de organismos unicelulares que viven en diversos hábitats, incluyendo algunos de los ambientes más inhóspitos del planeta. Habiendo sido catalogadas en el pasado junto con las bacterias, las arqueas ahora están catalogadas como un dominio de vida aparte.

“Las arqueas son realmente diferentes a las bacterias, tanto como lo somos nosotros de las bacterias”, subraya Rachel Whitaker, profesora de microbiología de la Universidad de Illinois y quien dirigió el estudio.

Whitaker ha dedicado casi una década a estudiar las características genéticas del S. islandicus. El nuevo estudio compara tres poblaciones de S. islandicus, de las aguas termales del Parque Nacional de Yellowstone, el Parque Nacional de Lassen en California y el Volcán Mutnovsky en la Península de Kamchatka, en el Este de Rusia.

Las necesidades físicas extremas del S. islandicus lo hacen un organismo ideal para estudiar el impacto del aislamiento geográfico. Sólo puede vivir a temperaturas cercanas al punto de ebullición del agua y en un ambiente que tenga el pH del ácido de batería. Respira oxígeno, se alimenta de gases volcánicos y expulsa ácido sulfúrico. Es improbable que pueda sobrevivir fuera de las aguas termales en las que se le encuentra, incluso a poca distancia de las mismas.

Comparando las características genéticas de individuos de cada uno de los tres lugares, Whitaker y sus colegas han podido ver cómo cada una de las tres poblaciones de S. islandicus ha evolucionado desde que fueron aisladas hace más de 900.000 años.