Posts Tagged ‘plantas’

Familia Poaceae (Gramíneas)

FAMILIA GRAMINEAS (GRAMINEAE O POACEAE)

  • Mayoría de plantas herbáceas, anuales o perennes. A menudo provistas de rizomas (tallo subterráneo)  o estolones (brote que nace de la base de los tallos originando ramas horizontales y que enraizando y muriendo da nuevos individuos).
  • Familia cosmopolita.
  • Tallos: cilíndricos, nudosos, con entrenudos huecos.
  • Hojas: alternas, sin estípulas. Provistas de una vaina abierta o cerrada que abraza al tallo y de un limbo largo con nervios paralelos. En la unión entre la vaina y el limbo presenta una lígula.
  • Flores: hermafroditas, pequeñas y poco vistosas. Se reúnen en inflorescencias de tipo espiguilla y también en inflorescencia complejas.
    • Cáliz: no presenta.
    • Corola: no presenta.
    • Formada: por 2 brácteas llamadas glumillas o glumelas:
      • la inferior llamada lema. En las lemas pueden llevar una arista en el ápice o en el dorso.
      • La superior llamada pálea. Queda oculta en el interior de la inferior.
  • Androceo: generalmente 3. Estambres de filamentos libres, largos y delgados.
  • Gineceo: ovario súpero formado por 2 carpelos (raro por 3) soldados en un ovario.
  • Fruto: cariópside.
  • Especies típicas: (haz click en el nombre de la planta para ver la imagen)

Poa annua
Sorghum halepense
Hordeum vulgare
Bambusa vulgaris
Zea mays

Resuelven el Misterio de la Proliferación Tropical de las Plantas C4

Hace entre 30 y 40 millones de años aproximadamente, una clase de plantas en la Tierra experimentó una gran agitación evolutiva y, aprovechándose de los niveles descendentes del dióxido de carbono atmosférico que situaban en desventaja a sus competidoras, se valió de un mecanismo interno para concentrar el decreciente suministro de CO2. Esta concentración, como si fuese un sistema de inyección de combustible en un automóvil, podía convertir con más eficiencia la luz solar y los nutrientes en energía.

El auge de las plantas C4 es irrefutable. Dominan los climas cálidos tropicales y ahora representan el 20 por ciento de la vegetación que cubre nuestro planeta. Los científicos han atribuido el auge de las plantas C4 principalmente a las concentraciones ambientales decrecientes de dióxido de carbono (CO2). Sin embargo, las plantas C4 han estado estrechamente vinculadas a temperaturas cálidas. De hecho, cuando se examina la población vegetal del mundo en un mapa, las plantas C4 están a lo largo del gradiente tropical, mientras que las plantas C3 ocupan el extremo frío del gradiente de temperatura.

Erika Edwards, bióloga evolutiva en la Universidad Brown, y Stephen Smith, del Centro Nacional de Síntesis Evolutiva en Carolina del Norte, han descubierto que las precipitaciones, y no la temperatura, fueron el activador principal del camino evolutivo de las plantas C4.

El estudio es interesante debido a que parece demostrar la importancia de las precipitaciones en la evolución de las plantas herbáceas y en particular de las plantas C4, específicamente, su movimiento hacia climas más secos y no necesariamente más cálidos.

Así que, ¿las plantas C4 evolucionaron en la selva tropical y luego salieron de los terrenos sometidos a la sombra de los árboles, o primero salieron de tales terrenos y luego adoptaron una vía fotosintética diferente? Edwards no está segura, pero piensa que la cadena de acontecimientos pudo iniciarse quizá con la formación de plantas C3 en los márgenes de la selva, donde dichas plantas habrían estado sujetas a mayores fluctuaciones en las precipitaciones, la luz solar, las temperaturas y otras presiones medioambientales, lo cual las habría forzado a evolucionar hacia esa innovación fotosintética.

Lo que todo eso implica para el futuro de las plantas C4 y el cambio climático es un misterio. Mientras que las plantas herbáceas presumiblemente se beneficiarían de los promedios inferiores de lluvia que han sido pronosticados para algunas áreas de los trópicos, podrían volverse menos competitivas por culpa de los niveles crecientes de CO2 atmosférico. También se necesitaría considerar los efectos de los cambios en la tierra por la deforestación y otras prácticas.

Hacia el Control de los Genes del Olor de las Flores

Un equipo de científicos ha desvelado algunos de los genes que controlan la compleja mezcla de sustancias químicas que componen el aroma de una flor, abriendo nuevos caminos que permitan afinar y potenciar sus compuestos aromáticos con el fin de producir las fragancias deseadas.

Los expertos en el cultivo de flores se han concentrado mayormente en el aspecto de éstas, su tamaño, color y cuánto tiempo se conservan. “Pero el aroma ha sido dejado de lado. Vaya a una floristería e intente oler las flores. Probablemente no percibirá olor.

Desde hace muchos años, los floricultores han venido escogiendo plantas que produzcan flores más grandes y atractivas y que duren mucho tiempo en el florero; pero al hacer eso, pueden haber estado eligiendo de manera inadvertida las plantas que dedicaban menos recursos a la producción de fragancia.

Esto puede cambiar gracias a la nueva línea de investigación impulsada por el estudio que ha realizado un equipo del Instituto de Ciencias Alimentarias y Agrícolas de la Universidad de Florida. Por ejemplo, algún día un cliente podrá entrar en una floristería y seleccionar de entre variedades con o sin fragancia de la misma flor.

Los investigadores han logrado averiguar cómo varios genes en las petunias ayudan a regular la cantidad de sustancia correspondiente a los 13 componentes aromáticos principales en la fragancia de la flor. El trabajo ayudará a los investigadores a controlar los niveles de esos compuestos, ajustando así el tipo de fragancia de una flor, y también a regular la cantidad total de fragancia producida por ella. Por ejemplo, el gen que produce el compuesto que da al aceite de rosa su aroma distintivo, también hace que los tomates sepan bien. Manipulando este gen, unos investigadores de la Universidad de Florida dirigidos por el profesor de horticultura Harry Klee han conseguido crear tomates con mayor sabor. Ahora están trabajando con floricultores y degustadores en la preparación de esta singular variedad de tomate para el mercado. También hay planes para crear rosas que huelan mejor.

Wolffia angusta – Lenteja de agua australiana

Wolffia angusta

Wolffia angusta

Tambien conocida como la lenteja de agua australianaEs una fanerógama,  mide 0,6 de alto por 0,33 de ancho y pesa 0,15 gramos es la planta mas pequeña del mundo. Una docena de éstas plantas cabría fácilmente en la cabeza de un alfiler y dos plantas florecidas entrarían dentro de una pequeña e impresa letra “o”.

Detalles de Wolffia angusta

Wolffia es un género de 9 a 11 especies que incluyen las plantas más pequeñas de flores en la Tierra. Raíces Comúnmente denominado watermeal, estas plantas acuáticas se asemejan a motas de harina de maíz flotando en el agua. Wolffia especies son de libre talos flotante, verde o amarillo-verde, y sin. La flor se produce en una depresión en la superficie superior del cuerpo de la planta. Tiene una estambres y un pistilo. Las personas a menudo flotan en parejas o en forma esteras flotantes de plantas relacionadas, tales como Lemna y especies Spirodela. La mayoría de las especies tienen una distribución muy amplia en varios continentes. Wolffia especies están compuestas de alrededor de 40% de proteínas, aproximadamente lo mismo que el de soja, que los convierte en potenciales humanos de alta fuente de proteína alimentaria. Históricamente han sido recogidos en el agua y se come como un vegetal en gran parte de Asia.

Marea verde de Wolffia angusta

Marea verde de Wolffia angusta

Clasificación científica


Reino: Plantae
Tipo de planta: Liliopsida
Orden: Alismatales
Familia: Araceae
Subfamilia: Lemnoideae
Tribu: Wolffieae
Género: Wolffia
Especie: W. angusta

Botánica Aplicada – Tema 1 (Benito Valdés)

TEMA 1: Concepto de la asignatura. Botánica Aplicada, Etnobotánica, dieta y usos de las plantas.

Por botánica aplicada entendemos la botánica que se ocupa de los problemas prácticos o de utilización de plantas. Implica la botánica forestal, la botánica ornamental, la botánica farmacéutica e incluso la fitopatología.

Etnobotánica: es el estudio de la forma tradicional de aprovechamiento de especies vegetales. Incluye experimentación, uso y explotación de estas especies.

simane

PuebloTsimané en la actualidad

El pueblo Tsimané es un pueblo Boliviano que vive en las faldas de las montañas de Los Andes. Sus costumbres no se han conocido hasta mitad del siglo 20. Está formado por unas 20 familias redistribuidas en esta zona. Ahora se han asentado y son agricultores, cultivan por ejemplo, el maíz, el arroz,…

Conocen410 especies silvestres, de ellas 46 no tiene uno en medicina. En medicina usan 169, con estas 169 son capaces de curar o aliviar 62 enfermedades. Para la micosis tienen 17 plantas. Para la colitis (diarea, disentería) tienen 23 especies vegetales.

Farmacopea: es el saber usar las plantas y saber dosificarlas.

Ellos no saben dosificar las plantas medicinales pero si saben usarlas. Usan 54 plantas para la construcción. Para las zonas que sujetan y están clavadas al suelo usan unas maderas que no se pudren. Los techos de las cabañas los hacen con distintos tipos de palmeras.

La elaboración de la flecha: el arco se hace del tronco de una palmera, porque es una madera flexible, pero al no producirle fuerza, esta recupera su forma inicial. La cuerda para el arco la hacen de un árbol llamado Cecopria. El cuerpo de la flecha está hecho con el cuerpo de una gramínea perteneciente al género Cortaderia que es del mismo género que los Plumeros (planta que en la península ibérica se comportan como naturalizadas). En la parte de atrás, se hace pegando con látex de un género de Ficus unas plumas de aves. La punta difiere según con lo que vayan a cazar:

Si cazan peces, de la misma caña que han usado para el cuerpo de la flecha.

Si van a cazar piezas más duras, hacen la punta con una especie parecida al bambú.

Si van a cazar aves, usan una punta de madera dura cuya punta es roma, también cazan monos.

Las fibras las obtienen de 13 especies, antiguamente la ropa la hacían con las cortezas de un árbol llamado Poulsenia armanta?. Actualmente visten con ropas de algodón ya fabricadas.

Conocen 13 especies que les proporcionan tintes.

En alimentación usan más de 50 especies, usando frutos, semillas, bulbos, partes verdes… Cultivan el maíz que fue introducido en el Neolítico, es un cultivo que se incorporó a la dieta. También cultivan plátanos y arroz.

Todavía existen unidades de población que viven en épocas atrasadas, Neolítico.

Hay una leyenda que dice que el café se descubrió por un pastor en Arabia Saudí, el vió que sus cabras al comer los frutos se ponían a dar saltos.

Hay muchas especies que usamos directamente como son:

Scolymus hispanicus (Tagarnina): Compuesta.

Cynara cardunculus (Alcucilillos): compuesta.

Cynara humilis (alcachofas de pinchos): compuesta, solo se comen los capítulos cuando

están muy tiernos.

Chamaerops humilis (Palmito): arecaceas.

Asparagus acutifolius o A. afilus (Espárrago): Asparagaceas

Silene vulgaris (Collejas): cariofilaceas, hojas y tallos jóvenes se comen en tortilla.

Sonchus oleacerus (Cerraja): compuesta, se come en ensalada.

Tomates morados

Tomates morados

Tomates morados

Científicos del Centro John Innes, en Reino Unido, han transferido dos genes de una planta conocida como boca de dragón (Género Antirrhinum) a un tomate para aumentar su contenido en antioxidantes (antocianinas). El resultado es un fruto de color morado oscuro que podría convertirse en la panacea de los alimentos saludables, ya que según los investigadores el nuevo tomate protege contra ciertos cánceres, además de prevenir las enfermedades cardiovasculares y las enfermedades degenerativas asociadas a la edad. Lo que es más, gracias a su altísimo contenido en antioxidantes su consumo tiene propiedades anti-inflamatorias, promueve la agudeza visual y frena la obesidad y la diabetes.

Para poner a prueba estos beneficiosos efectos, los investigadores analizaron cómo respondían los ratones al incorporar a su dieta tomates morados en polvo. Los resultados mostraron que los animales experimentaban un aumento muy significativo en su esperanza de vida.

La bióloga Cathie Martin, coautora del estudio que acaba de publicar la revista Nature biotechnology, asegura que “la mayoría de personas no consume 5 piezas de fruta y vegetales al día, pero podrían conseguir más beneficios de una sola pieza si incorporamos más componentes bioactivos”.

Científicos del Reino Unido, Italia, Alemania y Países Bajos han usado genes de antirrhinum o boca de dragón para cultivar tomates morados con un alto contenido en flavonoides de la antocianina. Los nuevos tomates podrían ofrecer una mayor protección contra diversas enfermedades, incluidos el cáncer y las enfermedades cardiovasculares.

La investigación, financiada dentro del Quinto y el Sexto Programa Marco de Investigación de la UE (5PM y 6PM), fue publicada en Internet en el número de la revista Nature Biotecnology de 26 de octubre.

Las antocianinas son un tipo de flavonoide. Estos potentes antioxidantes están presentes en altos niveles en plantas de color morado como la frambuesa, los arándanos, la cereza, la piel de la berenjena, el vino tino y los pétalos de violeta, y se ha observado que tienen propiedades antiinflamatorias y de reducción de las células cancerígenas.

Los tomates ya son ricos en licopeno, un antioxidante. Los tomates cocinados en poco aceite liberan el licopeno de las células. El aumento de los niveles de flavonoides, que son solubles en agua, sería beneficioso no sólo por las propiedades de estos compuestos, sino también porque se considera que la combinación de antioxidantes solubles en agua y disueltos en grasa en los alimentos ofrece una mayor protección contra enfermedades.

El estudio recientemente publicado, dirigido por la Profesora Cathie Martin del Centro John Innes del Reino Unido, observó que mediante la expresión de los genes que hacen que las flores de antirrhinum produzcan antocianinas, los niveles de estos flavonoides en los alimentos se triplicaban. Esto hacía aumentar la concentración hasta los niveles observados en las moras y los arándanos, y representa una mejora considerable con respecto a esfuerzos realizados con anterioridad para lograr tomates con alto contenido en antocianina. Asimismo, los nuevos tomates también cobraban un color morado más intenso.

El siguiente paso fue probar si los nuevos tomates conferían algún beneficio biológico. Los investigadores estudiaron ratones susceptibles de sufrir cáncer y observaron que los que recibían una alimentación complementada con tomates ricos en antocianinas vivían más que los que se alimentaban con tomates convencionales.

«Éste es uno de los primeros ejemplos de ingeniería metabólica que ofrece el potencial de promover la salud mediante la alimentación reduciendo el impacto de las enfermedades crónicas», comentó la profesora Martin. «Y, sin duda, es el primer ejemplo de un organismo modificado genéticamente con un rasgo que ofrece realmente un beneficio potencial para todos los consumidores. El siguiente paso será aplicar los datos preclínicos en estudios con humanos voluntarios para ver si pueden mejorar la salud mediante estrategias dietéticas de medicina preventiva.»

Los flavonoides, que están presentes en muchas plantas y forman parte de la alimentación humana, han sido objeto de numerosas investigaciones por la forma en que modifican las reacciones corporales a los carcinógenos, virus y alérgenos; también se ha observado que protegen contra enfermedades cardiovasculares.

Las antocianinas son una clase de flavonoide que están presentes en niveles elevados en las plantas moradas. Estudios recientes de las antocianinas en frambuesas negras han demostrado que poseen propiedades antiinflamatorias y antitumorales. El estudio de las antocianinas reviste, por tanto, un gran interés para los fabricantes de alimentos y para la industria farmacéutica.

La investigación recibió el apoyo de la UE a través de los proyectos ProFood (5PM) y Flora (6PM), ambos centrados en los flavonoides y su contribución a la mejora de la salud a través de la alimentación. La antocianina recibió un interés particular, dado que las concentraciones de este flavonoide en las frutas y verduras más consumidas no son suficientemente elevadas para lograr beneficios óptimos. El proyecto ProFood se propuso crear tomateras con niveles elevados de flavonoides y aplicar este conocimiento a distintos cultivos.

Investigaciones recientes han demostrado que es posible lograr beneficios consumiendo cantidades relativamente reducidas de flavonoides. La ventaja de tomar complementos dietéticos es cuestionable y podría plantear algunos riesgos.

Características generales: Asteraceae – Compuestas

Asteraceae – Compuestas


Plantas de casi todas las formas biológicas.

Familia muy amplia y cosmopolita.

Entre ellas se encuentran plantas comestibles (lechuga, escarola), con interés medicinal (Manzanilla, árnica) y también se usan en jardinería.

Muy representada en la Flora Europea.

Se puede encontrar en numerosos hábitats: prados, herbazales, nitrófilos…

Hojas: simples rara vez compuestas. Casi siempre alternas aunque en algunos casos se disponen opuestas, verticiladas o en roseta basal. Siempre sin estípulas.

Flores: reunidas en capítulos (inflorescencia que asemeja una flor simple). Hermafroditas o algunas estériles.

Corola:

o Flósculos: Actinomorfa y tubular con 5 dientes.

o Lígulas: Zigomorfa y lígula.

Asteraceae (Compuestas)

Asteraceae (Compuestas)

Cáliz: falta o está reducido durante a floración. Sigue creciendo para transformarse en un penacho de pelos, cerdas o escamas (vilano) que acompañan al fruto.

Androceo: 5 estambres insertados en el tubo de la corola, con las anteras soldadas formando un cilindro hueco por donde se desarrolla el estilo.

Gineceo: ovario ínfero.

Fruto: cipsela.

Especies en la flora Española:

o Anacyclus radiatus
o Andryala integrifolia
o Arcthoteca calendula
o Bellis sylvestris
o Calendula arvensis
o Carduus bourgeanus
o Centaurea sphaerocephala
o Chamaemelum fuscatum
o Chrysanthemum coronarium
o Cichorium intybus
o Conyza bonariensis
o Cotula coronipifolia
o Crepis vesicaria
o Galactites tomentosa
o Helichrysum stoechas
o Phagnalon saxatile
o Senecio vulgaris

Usos medicinales:

o Culinario y alimenticio (Reichardia intermedia, Cichorium intybus)
o Antirreumático (Pallenis spinosa)
o Tratamientos capilares (Phagnalon saxatile)
o Digestivo (Helichrysum stoechas, Chamaemelum mixtum, Centaurea pullata)
o Afrodisiaco (Cichorium intybus)
o Diurético (Carduus bourgeanus)
o Catarros (Bellis sylvestris)